este enlace abrirá en una ventana nueva logo del Portal Único del Estado Colombiano

Disfruta las fiestas de fin de año sin exponer tu salud

Portada Disfruta las fiestas de fin de año sin exponer tu salud

Disfruta las fiestas de fin de año sin exponer tu salud

24 dic 2020

Queremos ayudarte a cuidar tu salud y la de tus seres queridos, por eso te invitamos a seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evita el contagio
  • Celebra en casa únicamente con quién vives habitualmente. Recuerda que puedes incluir de manera virtual a las personas que no viven contigo y de esta manera disminuyes el riesgo de contagio por COVID-19.
  • Evita aglomeraciones. De ser posible, realiza tus compras navideñas a través de plataformas virtuales. 
  • Aplica las medidas de bioseguridad y ten en cuenta que, si vas a realizar desplazamientos a otras ciudades debes mantener tu tapabocas puesto hasta que llegar a tu destino, lava constantemente tus manos y mantén el distanciamiento físico.

Consume alimentos frescos y en buen estado

  • Evita comprar pescados, pollo, jamones, perniles y embutidos en general, que tengan escarcha o cristales de hielo. Ten en cuenta que esto puede suceder cuando han estado almacenados durante mucho tiempo o se descongelaron y congelaron nuevamente
  • Los alimentos refrigerados y congelados, como el pescado, el pollo, la carne, los jamones, las salchichas, los quesos y los lácteos deben ser almacenados en la nevera o el congelador lo más pronto posible después de la compra 
  • Para mantener la refrigeración y evitar el desarrollo de bacterias, cuando compres varios productos de la canasta familiar, selecciona al final los pescados y productos de la pesca. Almacénalos en el refrigerador o congelador de tu vivienda en el menor tiempo posible para evitar pérdida de frío
  • Los productos enlatados deben estar en buen estado; no deben presentar abombamientos, hendiduras, rupturas, suciedad, golpes u óxido 
  • Si no vas a consumir la totalidad de un producto enlatado, sácalo de la lata, guárdalo en un recipiente con tapa y consérvalo en la nevera
  • No almacenes alimentos terminados en contacto con productos crudos
  • Revisa el rótulo o etiqueta de los alimentos envasados y empacados. Verifica que incluya registro sanitario  
  • Compra alimentos en establecimientos o distribuidores de confianza o tradición 
  • Revisa la fecha de vencimiento de los productos y nunca los compres si la fecha ha expirado
  • Ten en cuenta que el pescado y los mariscos en mal estado pueden tener un ligero olor a amoníaco que se intensifica con la cocción
  • Al revisar el pescado, recuerda que su carne debe ser firme y brillante, las agallas deben ser de color rojo brillante y no deben tener sustancias viscosas. De igual manera, los ojos del pescado deben ser claros, traslúcidos y nunca deben estar hundidos
  • Cuando compres huevos, cerciórate de que estén limpios y no cuenten con rupturas en la cáscara. Si compras productos derivados del huevo, revisa que los envases se encuentren herméticamente cerrados
  • Procura no guardar alimentos cocinados; si es necesario hacerlo, ten en cuenta que no se debe dejar que los alimentos cocinados se enfríen durante un tiempo excesivo antes de colocarlos en el refrigerador. Los alimentos cocinados y calientes deben dejarse enfriar por un período máximo de dos horas antes de refrigerarlos o dentro de una hora, si la temperatura ambiental es cálida
  • No es conveniente introducir los alimentos calientes en la nevera, ya que dicha práctica puede afectar negativamente la temperatura de otros alimentos
  • Evita recongelar sucesivamente los alimentos, ya que puede facilitarse la proliferación de microorganismos y/o su contaminación
  • No guardes alimentos cocidos durante mucho tiempo, aunque se encuentren en el refrigerador. Los alimentos sobrantes no deben guardarse en el refrigerador durante más de 3 días y no se deben recalentar más de una vez, es por esto que es importante calentar sólo las porciones de los alimentos que se van a servir o consumir.  

A la hora de comprar y consumir bebidas alcohólicas

  • Verifica que el líquido sea traslúcido y no tenga objetos o partículas flotantes. 
  • La etiqueta debe tener letra clara e incluir los datos del fabricante, registro sanitario, contenido alcohólico, número de lote, naturaleza del producto (vino, cerveza, vodka, etc.), así como los datos del importador.  Es importante que se evidencie que la etiqueta fue adherida por una máquina, es decir que la distribución del pegante sea uniforme, ya que de otro modo podría tratarse de una bebida fraudulenta.
  • Revisa la botella o empaque, para verificar que los sellos, tapas, etiquetas, pestañas de apertura y bandas de seguridad estén intactos
  • Compra las bebidas alcohólicas en establecimientos o distribuidores de confianza o tradición.

Ver todos los artículos de:

Recomendaciones para Navidad